Tombquest. El libro de los muertos

¡Buenos días, chicos!
Hoy tenemos entrada de una novela cortita que ha sido un descubrimiento y me ha encantado de principio a fin. Os hablo de la primera entrega de Tombquest: el libro de los muertos. Si sois de los que veis un escarabajo y creéis que la buena suerte os acompaña, u opináis que las momias tienen su puntito interesante, ésta es vuestra novela ;) ¡Empezamos!


Título: Tombquest. El libro de los muertos
Autor: Michael Northrop
Editorial: Puck
Páginas: 192

Sinopsis

Nada puede curar al joven Álex de una extraña enfermedad… salvo los Hechizos Perdidos, la parte más peligrosa del Libro de los Muertos egipcio. Y cuando la madre de Álex, egiptóloga en el Museo Metropolitano de Nueva York, los utiliza para salvar a su hijo, abre una puerta que lleva siglos cerrada. Una puerta que jamás debió abrirse. Una puerta que ha cedido el paso a los más peligrosos espíritus egipcios: los caminantes de la muerte. Ahora, una ola de fenómenos extraños se ha desencadenado en el mundo. Momias de miles de años de antigüedad están despertando. Una plaga de escorpiones asola Nueva York. Solo Álex y su mejor amiga, Ren, saben lo que está pasando. Y, lo que es peor, solo ellos pueden detenerlo. 




Me he enamorado. Así, casi sin darme cuenta.
He caído en el embrujo de los escarabajos turquesas, las rojizas especias de los Bazares y las doradas tumbas eternas de los Faraones. Me he dejado acunar bajo las hojas de una palmera llena de dátiles y he nadado en estanques repletos de lotos egipcios.

Todo esto y mucho más he sentido al leer Tombquest: el libro de los muertos. Y es que es simplemente fascinante el hecho de que un libro tan cortito (con apenas 186 páginas), haya conseguido llegarme tanto, tan rápidamente y con el que he sentido una conexión inmediata. Sí, tengo un problema y se llama Egipto ;) (y me encanta).

Ya sabéis que soy una enamorada de todo libro que hable de Egipto, pero en el caso de Tombquest he sentido un feeling especial. En primer lugar, uno de los elementos que más me han gustado es la forma que tiene su autor, Michael Northrop, de plantear la historia. No es de ese tipo de autores que dan mil vueltas para llegar a un punto. Tombquest es corto, concentrado y ágil desde el minuto uno. Ya en sus primeras páginas se nos presenta a sus protagonistas de forma muy viva, va al grano sin tapujos y nos zambuye sin casi dejarnos coger aire en el mundo de las reliquias egipcias, de los faraones y de los rituales propios de las tierras del Nilo.

Por ello mismo, en momento alguno he sentido que el libro se hiciese pesado o le sobraran algunos fragmentos: todo está contado de forma concisa, clara y su autor nos da los datos necesarios para crear expectación en el lector sin desvelar el argumento final y destrozar la historia.

Y es que una de las cosas que más me han gustado ha sido la forma que tiene Northrop de introducirnos al protagonista. Desde el minuto uno, Álex aparece como un chico con una enfermedad extraña, que le atenaza la respiración y el control de su propio cuerpo. Es increíble la forma en la que he sentido la angustia del protagonista, sus dificultades, su día a día. Pero eso sí, sin dramas. No es una historia en la que el protagonista vea mermadas sus facultades y sus ganas por sus limitaciones: más bien al contrario, sus límites son su fortaleza y lo que le hace seguir adelante con más ganas si cabe.

Como acabo de comentar, el protagonista de todo el entuerto es Álex, pero no se encontrará solo en sus líos egipcios: Ren, su amiga del alma, una cerebrito encantandora y a la que dan ganas de achuchar, estará siempre guiando sus pasos. En la novela hay varios personajes, pero por el momento no han tenido un papel especialmente relevante, recayendo el peso en Álex y Ren. De todas formas, eso no ha sido ningún impedimento para disfrutar de la lectura como una enana ;)

Quizás, cuando hablamos de libros juveniles egipcios, en ocasiones se tiende a mezclar el presente con el pasado, para realizar una doble visión que case todas las piezas. En el caso de Tombquest, el presente es el protagonista. Sí, hay misterios que se remontan a la época del antiguo Egipto, historias antiguas y repletas de misterios, momias ancestrales y joyas de miles de años. Pero Northrop no recurre al pasado y toda la acción se desarrolla en el presente, poniendo siempre un ojo en la historia antigua.

Porque la trama en la que se ve envuelto Álex está repleta de magia: de una magia oscura, siniestra y capaz de despertar a figuras tenebrosas: los Caminantes de la Muerte (en plan White Walkers de Juego de Tronos pero con vendas, pirámides y arena entre los dedos ;) Es una idea original, divertida y repleta de acción, sacando el máximo jugo posible a sus apenas 186 páginas.

Por todo ello, la primera parte de Tombquest me ha recordado muy mucho a la forma de escribir de Rick Riordan. Os puedo asegurar que si sois fans de Percy Jackson, Magnus Chase o de los hermanos Kane, sin lugar a dudas vais a disfrutar con esta saga de libros. Con ese tono desenfadado, con acción en cada página y un sentido del humor que conseguirá arrancaros una sonrisa, es una muy buena opción como lectura ligera. Desaparecerá de vuestras manos ;)

Asimismo, Tombquest es capaz de cerrar pequeños capítulos, compartimentar historias de modo que proporcione respuestas a pequeños interrogantes, pero abriendo nuevos compartimentos que te dejan con dudas y la miel en los labios. Desde luego estoy deseando conocer un poquito más de la historia de Álex y Ren.

Y sí, tengo que hacer mención a la edición: es simple y llanamente preciosa. Desde la portada y la contraportada, diseñadas con una mezcla perfecta de antigüedad y actualidad, con colores vivos y atrayentes, dorados que reflejan toda la luz del Sol, hasta las páginas interiores repletas de jeroglíficos, escarabajos reales y esos números inicio de capítulo tan originales. De verdad que lo importante de un libro es su contenido, pero si además de ser bueno, el interior se mima y se cuida con tanto cariño, es prácticamente imposible no dejarse querer por una novela así. Súper recomendado.

En definitiva, Tombquest: el libro de los muertos es una novela juvenil que hará las delicias de todos aquellos apasionados del mundo egipcio. Con una historia cortita pero intensa, repleta de acción, misterio y superación personal, es de ese tipo de libros que no puedes perderte. Si adoras a Rick Riordan y las ediciones cuidadas, sin lugar a dudas es la lectura que estás buscando.


Puntuación: 4/5


Muchas gracias a Puck Editorial por el ejemplar

Ojolisto

8 comentarios:

  1. Hola! Que bonita reseña, la verdad me contagió tu entusiasmo, me encanta todo lo que tenga que ver con egipto! Me lo Apunto!

    XOXO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Denise!

      Muchas gracias, me alegro de que haya podido contagiarte las ganas de leer un libro que trate un poco el tema de Egipto ;) Yo es que no puedo ser imparcial con este tipo de novelas, son mi perdición ;)

      Un besote!

      Eliminar
  2. Hola. Me ha encantado tu reseña, y coincido contigo que todo lo que suena a Egipto tiene un halo que me encanta, y en la forma que lo describes lo hace todavía más atrayente. Me lo apunto como próxima lectura y siendo tan corto a lo mejor me sabe a poco :)
    Gracias por tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me alegro de que te haya gustado la reseña ;) Lo cierto es que Egipto siempre me ha parecido un escenario genial para desarrollar una trama, tanto de película como de novela, así que libro del tema que veo, libro que quiero leer ;)

      Besotes!

      Eliminar
  3. Como me ha gustado, has hecho que por un momento me traslade al antiguo Egipto lleno de misterios. Espero hacerme pronto con él y así disfrutarlo tanto como tú.
    Gracias.
    Iris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Iris!

      Gracias, me alegro de que te haya podido transportar un poquito a Egipto ;) Si al final te animas a leerlo, espero que lo disfrutes, está genial, ya verás ;)

      Besos!

      Eliminar
  4. ESTE ME LO APUNTO SÍ O SÍ!!! Egipto es otra de mis debilidades, y después de tu reseña... No puedo menos. No lo conocía, pero definitivamente, está en mi lista. Gracias!!! Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Lorena!

      Ayyyy sí, es que yo con los libros de Egipto tengo debilidad total y absoluta. Es libro que veo, libro que quiero (y no puedo remediarlo xD). Gracias a ti por pasarte y comentar ;)

      Besotes!

      Eliminar

Instagram